El año del conejo

El jueves 3 de Febrero de 2011 se inicio el año del conejo de Metal ( a veces llamado liebre o gato).

El signo del conejo o la liebre es uno de los más afortunados del horóscopo chino, se asocia el signo del conejo con el éxito en los negocios, es un signo de emprendedores y grandes luchadores. Se asocia el signo del conejo o la liebre con  la larga vida y dicen están protegidos por el influjo lunar.

El conejo se caracteriza por su apariencia suave, honesta y limpia, se asocia con la esperanza. Es amable, agudo, observador y pasivo. Indeciso e influenciable. Es cuidadoso en lo que hace, lo que genera confianza de los demás hacia él. Es conservador y poco creativo.

El conejo obtiene sus logros a través de la diplomacia en lugar de la violencia. Sin embargo, la naturaleza yin del conejo no debe de confundirse con debilidad. Es valiente y fuerte para defender aquello que quiere y aprecia. La naturaleza del conejo es tranquila, compasiva, confiable y tierna. Forma familias grandes y le gusta involucrarse en cuestiones humanas como formar parte del trabajo en equipo o realizar actividades de apoyo, ayuda y soporte a los demás.Se manifiesta sensible ante las necesidades de los demás. No soporta los ambientes de competencia o agresión volviéndose ansioso si es obligado a correr riesgos. Le gustan las cosas sobre seguro y en armonía. Sus emociones tienden a ser balanceadas a menos que aparezcan situaciones improvisadas y descontroladas lo que lo lleva a, de manera instintiva, buscar crear una atmósfera de paz y confort. Es un muy buen anfitrión siempre atento a los requerimientos de los demás. Es un convencido de que los detalles rigen la energía de un lugar o una situación por lo que es observador y rígido hacia todo aspecto por insignificante que parezca lo que lo convierte en crítico.

Sin embargo, este año 2011 es un año conejo de metal lo que le imprime una característica muy particular al año: un conejo no tan preocupado por los demás, ambicioso, seguro de sí mismo y visionario. Rudo debajo de su apariencia tierna y amable. Diplomático pero frío, indiferente a los sentimientos de otros y solitario. El metal del año le imprime fortaleza, decisión y rigidez generando un ambiente o tendencia inflexible y reaccionaria.

Por consiguiente es un año que se va a regir por la diplomacia, la negociación, el buen gusto así como la ambición y búsqueda de estabilidad y confort.

Se percibirá un ambiente enfrentado durante el año, de competencia y desequilibrio y de necesidad de seguridad y estabilidad. Sin embargo, la tendencia va a ser buscar de manera constante la forma de tener seguridad, equilibrio y estabilidad.


Año del Mono

   monodefuegocuadrado 



Seguinos en Twitter

 

Inmobiliaria